+ 34 981 850 903

Inicio Blog Descubriendo la Villa Marinera de Muros

Descubriendo la Villa Marinera de Muros

Jueves 12 de julio de 2017


Muy cerca de Outes, donde se ubican nuestros alojamientos rurales, descubrimos la villa marinera de Muros, con una personalidad propia, que la diferencia de su vecina Noia, con quien comparte ría, y de Costa da Morte.

Muros debe su nombre, o eso se cree, a la los auténticos muros de relleno que albergan los tan conocidos soportales de carácter marinero de su fachada litoral. Soportales con forma de arco bajo los que, otrora, se guardaban los aparejos de pesca.

Y es que Muros, desde siempre ha sido un pueblo de pescadores, con una gran actividad pesquera y también en su lonja, donde se venden de los mejores pescados y mariscos que podrás comer en tu casa, o en el restaurante. 

Una historia ligada al mar


La historia del pueblo está animada por la sucesión de diferentes hechos que vienen a marcar la fisionomía del lugar. En 1809, luego de una etapa medieval gloriosa, los muradanos se vieron invadidos por las tropas napoleónicas, que en tan sólo 12 horas, consiguieron diezmar y destruir la población. Muchas muertes y más de 190 casas fueron los resultados de dicha incursión.

Con todo, el puerto de Muros no dejó de ganar importancia con el devenir de los siglos, y ya desde el siglo XV es considerado como uno de los mejores de Galicia.

Pero fue a partir del siglo XIX cuando empresarios catalanes de la salazón llegan a Muros para establecer sus fábricas novedosas, y dan un fuerte empujón a la economía local; modificando para siempre el cariz y el modo de vida del pueblo.
 

Muros pintoresco


En 1970 Muros fue declarada Conjunto Histórico-Artístico por ser definida como una aldea de pescadores que conservan los valores ambientales, configurándose como un pueblo típico y pintoresco, y gracias a la grandeza de los palacios góticos y lugares patrimoniales como la ex colegiata y la ermita de la Virgen del Camino.


En la zona histórica, dividida entre los barrios de A Cerca y A Xesta, tendréis que perderos entre sus empedradas calles, con nombres variopintos como Calle Aurora, Esperanza, Amargura, Peligros…y en plazas capitaneadas por cruceiros, donde lugareños y visitantes se sientan a degustar unas buenas tapas y vinos, en alguna de las decenas de terrazas, bares y tabernas marineras que allí os esperan. 


Ni qué decir tiene que nada más salir de Muros, uno de los principales atractivos de la zona está en su paisaje. Pero la belleza natural de la Ría de Muros y Noia, merece un post aparte. Así que hoy, os invitamos a que conozcáis la villa de Muros, cuando vengáis a visitarnos, y estad atentos al blog porque pronto os descubriremos la riqueza paisajística de la ría.